Skip directly to content
TRATAMIENTO PARA EL CMM
¿Cuál es el mejor tratamiento para mí?

No hay un único tratamiento para el cáncer de mama metastásico y lo que funciona para una persona, podría no funcionar necesariamente en tu caso. Algunas personas pueden recibir una combinación de tratamientos, como radioterapia y quimioterapia, mientras que otras pueden recibir un único tratamiento.

Hay muchos factores diferentes que pueden influir a la hora de determinar qué tratamiento del cáncer es el mejor en tu caso. Estos factores incluyen la biología del tumor (carcinoma, adenocarcinoma u otros), las localizaciones de las metástasis en el cuerpo, cualquier tratamiento previo que has recibido para el cáncer de mama y el tratamiento que estés recibiendo actualmente para otras enfermedades.

El objetivo del tratamiento del cáncer de mama metastásico es contribuir a controlar la extensión de la enfermedad en el cuerpo y mejorar la calidad de vida.

Puede que haya que cambiar de tratamiento a lo largo del tiempo: esto se debe a que el cáncer puede desarrollar resistencia a un determinado tipo de tratamiento y quizá se deba cambiar a otro con el que haya más probabilidades de respuesta. Puede darse también el caso de que tengas que dejar un tratamiento debido a los efectos secundarios.

Las personas reaccionan de forma distinta a los diferentes tratamientos para el cáncer, por lo que es imposible predecir si tu cáncer responderá a un tratamiento o no. Recuerda siempre que la decisión de recibir un determinado tratamiento o de cambiar de tratamiento debes tomarla junto con tu médico.

¿Cuáles son los principales tipos de tratamientos para el CMm?

El CMm se trata con tratamiento farmacológico.
La radiación, y raramente la cirugía, también puede usarse en caso necesario para el control de la enfermedad o de los síntomas.
Los tres tipos principales de tratamiento farmacológico disponibles para el control del cáncer son la quimioterapia (a menudo abreviado a “quimio”), el tratamiento antihormonal y la terapia dirigida.

Además, puede que tengas que recibir tratamientos que contribuyan a aliviar los síntomas del cáncer o de las metástasis.

Entre estos tratamientos, con frecuencia se utilizan los estabilizadores óseos, que se administran para contribuir a fortalecer los huesos, especialmente en casos de metástasis óseas.

Se realizarán revisiones periódicas: el médico te pedirá que acudas a chequeos periódicos para asegurarte de que el tratamiento funciona y para preguntarte cómo te encuentras. Esto implicará pruebas adicionales, algunas de las cuales quizá requieran que pases la noche en el hospital. 

 

 

¿Qué efectos secundarios tendré?

Los efectos secundarios dependen del tipo concreto de tratamiento que estés recibiendo y varían en gran medida de un fármaco a otro.

Asimismo, cada persona reacciona de manera diferente al tratamiento.
Los efectos secundarios que tiene una persona pueden ser muy diferentes a los que sientas tú.

Leer más sobre los efectos secundarios.

¿Debería participar en un ensayo clínico?

Tu médico puede sugerirte que participes en un ensayo clínico.
Existe la posibilidad de que esto te permita recibir un nuevo fármaco contra el cáncer o un medicamento que todavía no esté disponible en tu país.

Los ensayos clínicos son estudios de investigación sobre el cáncer en los que se analiza si un nuevo tratamiento es eficaz, se tolera bien y si es mejor que los tratamientos habituales que se administran a los pacientes para dicha enfermedad.


 

Puesto que los tratamientos para el CMm cambian continuamente, la participación en un ensayo clínico puede permitirte recibir un nuevo tratamiento que podría ayudarte.

Leer más sobre ensayos clínicos.

¿Cómo puedo aprovechar al máximo el tiempo con mi médico?

Hay mucho que puedes hacer para aprovechar al máximo cada consulta con tu médico.
Estos son algunos consejos:

Prepara algunas preguntas con antelación para asegurarte de que no se te olvida realizarlas.

Intenta ir acompañada de un familiar o amigo a todas las consultas
para tomar notas y escuchar, así podrás estar segura de no olvidar nada de lo que el médico
o el equipo sanitario te indiquen.

Toma notas para poder consultarlas cuando estés en casa.

Tómate tu tiempo y no tengas miedo de pedir más tiempo al equipo que te atiende. 

Todo ello te permitirá adoptar un papel más activo en cualquier decisión que se tome relacionada con tu tratamiento.

 

No hay una única manera de tratar el CMm que sea adecuada para todos los casos.

Puntos clave a tener en cuenta sobre su tratamiento del cáncer

  • El tratamiento del CMm es de por vida y es posible que debas tomar diferentes tratamientos a lo largo del tiempo.
  • Informa siempre a tu médico sobre cualquier efecto secundario que puedas sentir. 
  • Intenta no programar ninguna actividad que no puedas cancelar durante los primeros días después del tratamiento intravenoso.
purple