Skip directly to content
ELABORAR UN PLAN DE CUIDADOS
¿Cómo encajan los cuidados paliativos dentro de mi plan de tratamiento?

Los cuidados paliativos tienen como objetivo ayudar a mejorar tu calidad de vida, controlar tus síntomas y proporcionarte ayuda psicológica y espiritual. Estarás recibiendo “cuidados paliativos” en todas las fases de la enfermedad. El tratamiento del dolor, por ejemplo, es una parte muy importante de los cuidados paliativos, al igual que los medicamentos contra las náuseas.


Cuando decide recibir solo cuidados paliativos, significa que está decidiendo dejar de tomar medicamentos que pueden controlar el crecimiento del cáncer de mama.


Decidir cuándo pasar a los cuidados paliativos es una elección muy personal. Puede ser adecuado para ti en cualquier momento de la enfermedad.

Lo más importante es que los cuidados paliativos tienen en cuenta tus valores, decisiones, el enfoque del diagnóstico y de tus deseos para ti y tu familia.

Los cuidados paliativos pueden ser administrados en diferentes ámbitos, como en casa, en el hospital, en una residencia o en un centro de cuidados paliativos. Los equipos de cuidados paliativos están formados por diferentes profesionales sanitarios, como médicos, enfermeros y trabajadores sociales, muy parecido a su equipo de tratamiento, pero con conocimientos especializados en cuidados paliativos. Existen numerosos servicios que pueden incluirse dentro del marco de los cuidados paliativos como cuidados de enfermería, asesoramiento psicológico, apoyo en el duelo o terapias complementarias.

Pensar en los cuidados para el final de la vida

A muchas personas les ayuda tomarse su tiempo para considerar de qué manera se relacionan sus valores individuales con la idea de una buena experiencia para “el final de la vida”. Pensar en ello detenidamente puede contribuir a reducir el miedo y la ansiedad.

Puede ayudarte pensar en los cuidados que te gustaría recibir al final de la vida, en lugar de lo que no deseas. No hay un plan correcto o incorrecto, solo lo que a ti te gustaría.

Quizá te resulte útil hablar con alguien importante para tí o con un profesional sanitario. Hablar sobre tus pensamientos, valores y deseos te ayudará a comprender cuál es el mejor cuidado para ti.

Habla con tu médico oncólogo u otro profesional sanitario antes de tomar cualquier decisión sobre los cuidados al final de la vida. De ese modo, comprenderás mejor qué tipo de decisiones puedes tener que llegar a tomar.

A pesar de que puede ser duro hablar sobre tus últimas voluntades, conocer tus preferencias con antelación puede facilitar las decisiones de tu familia. Juntos, tomaréis decisiones que respeten tus valores. También tendrás la tranquilidad de saber que las personas más cercanas a ti tomarán las decisiones más adecuadas cuando llegue el momento.

yellow