Mi tratamiento

Tratamiento
gold
Tratamiento

TRATAMIENTO DEL CÁNCER DE MAMA METASTÁSICO

Tu tratamiento es la base para garantizar que puedas continuar viviendo con la enfermedad durante el mayor tiempo posible, estar activa y con la mejor calidad de vida posible.

Tu equipo de atención médica te explicará las diferentes opciones de terapia, así como las ventajas e inconvenientes de cada una. De esta manera, podrás elaborar un plan de tratamiento conjuntamente que se adapte a la enfermedad y tus necesidades. El tratamiento del cáncer de mama metastásico está diseñado como una terapia de por vida. A lo largo del tiempo, puedes recibir diferentes formas de tratamiento.

Habla con tu médico ante cualquier efecto secundario que puedas tener. Los efectos secundarios, a menudo, se pueden tratar.

¿CUÁL ES LA MEJOR TERAPIA?

No existe la "mejor" terapia para el cáncer de mama metastásico. Lo que funciona para una persona no necesariamente tiene que funcionar para ti u otra persona.

Para encontrar la mejor terapia posible para ti, hay que tener en cuenta esta serie de factores: la biología del tumor, en qué partes del cuerpo se han formado metástasis, qué terapias contra el cáncer recibiste anteriormente, si tienes síntomas de cáncer de mama, padeces otras enfermedades y qué medicamentos estás tomando actualmente.

El objetivo de cualquier tratamiento médico para el cáncer de mama metastásico es detener la propagación de la enfermedad en el cuerpo y mejorar o mantener la calidad de vida. 

Por esto es importante que confíes en tu oncólogo, y le comentes que es lo que te preocupa en relación con tu enfermedad, que objetivos te gustaría conseguir y que es verdaderamente importante para ti y no te gustaría renunciar a ello a pesar del tratamiento para el CMm, seguro que entre los dos podéis encontrar una opción terapéutica que sea eficaz y permita que puedas seguir haciendo lo que no te gustaría dejar de hacer.

Porque el cáncer de mama metastásico también cambia y puede volverse resistente a la terapia. En este caso, generalmente se cambia a otro tratamiento para inhibir la progresión de la enfermedad. También puede pasar que se suspenda la terapia debido a una intolerancia.

Cada persona reacciona de manera diferente al tratamiento, por lo que es imposible predecir si responderá al 100% a la terapia o no. La decisión de un tratamiento específico o un cambio de terapia debe considerarse con cuidado. Tú y el equipo médico tomaréis la decisión juntos.

Aquí encontrarás información sobre varias opciones de tratamiento, efectos secundarios y estudios clínicos.